Los analgésicos han sido asociados con enfermedad renal crónica desde hace mas de 50 años.  Esta enfermedad es causas por consumo «crónico» de analgésicos, en especial fenacetina en combinación con otros agentes.

El daño causado por analgésicos afecta principalmente la médula del riñón caracterizado por esclerosis vascular y areas de necrosis tubular que posteriomente puede evolucionar a necrosis papilar y daño de corteza renal.

El mecanismo por el cual se produce este daño no es del todo conocido. Se cree que fenacetina puede generar metabolitos que al acumularse en región papilar inician el proceso de daño vascular.  Por otro lado el ácido acetilsalicílico (aspirina) y acetaminofeno pueden potenciar este proceso de daño disminuyendo concentración de glutation y posteriormente generar alteración de proteínas tisulares o promoviendo daño isquémico derivado de inhibición de prostaglandinas a nivel renal.

Aunque en la actualidad ya ha sido sacado del mercado el componente fenacetina en Estado Unidos y Canadá en México es posible encontrarlo acompañado con otros componentes.  La nefrotoxicidad de fenacetina es dosis dependiente.  Se considera factor de riesgo consumir de 6 a 8 tabletas  con este componente (aproximadamente 1 gramo/día) por un periodo de 6 a 8 años.

Es importante limitar el uso crónico de analgésicos para disminuir el riesgo a la nefrotoxicidad en especial en población de riesgo como son personas de la tercera edad con polifarmacia, pacientes diabéticos o con padecimientos que son acompañados de dolor crónico lo que promueve su uso continuo.

Si te encuentras en población de riesgo, acude a valoración por médico nefrólogo en Tijuana.  Agenda una cita hoy y descartar enfermedad renal crónica.

 

 

 

 

Dr. Guillén

Médico Nefrólogo en Tijuana, México. Editor del blog en nefrologiaintegral.com

Deja una respuesta